Colombia hizo cambiar los resultados en Miss Global 2019

Colombia hizo cambiar los resultados en Miss Global 2019

La candidata colombiana Jesenia Orozco grita actos de corrupción en el reinado que derivó en cambio de la ganadora por encima de la anfitriona de México.

“No es justo y es un fraude", con estas palabras en plena final del concurso Miss Global que se celebró en las últimas horas en México, la representante de Colombia, Jesenia Orozco, obligó al jurado a cambiar el fallo que tenía previsto coronar a la candidata México y dejo como ganadora a la representante de República Checa.

Todo marchaba bien. Miss Global es un certamen de belleza que desde el año 2013 se viene efectuando, con la particularidad que la edad de las candidatas oscila desde los 18 hasta los 35 años y pueden tener hijos.

En 2013, tuvo 36 participantes en el evento que ganó Emily Kiss de Canadá. En los años siguientes el concurso ganó relevancia y con ganadoras de Australia, Ecuador, Brasil y Hong Kong, incluso logró niveles de hasta 60 aspirantes, en tiempos en que estos certámenes van en declive.

Según los organizadores la ganadora obtiene premios significativos y tiene la posibilidad de viajar por todo el mundo y participar en el proceso de recaudación de dineros para obras sociales. De hecho, en los últimos años se afirma que ha recaudado varios millones de dólares.

La representante colombiana Jesenia Orozco quien aseguró que tomó la determinación de participar en el evento al considerar que era incluyente en la medida en que no solo se limitaba a un tema físico y porque tampoco tenía tantas restricciones en materia de edad o en el hecho de que se presentaras madres de familia.

La reina colombiana llegó con anticipación a Oaxaca, México. En sus primeras apariciones junto con más de veinte participantes generó comentarios positivos tanto en el público como en el jurado calificador. Sin embargo, en el evento había otras participantes que llamaban la atención.

Como es tradicional en este tipo de certámenes empezaron a evidenciarse las favoritas. Según las participantes, la mexicana tenia el apoyo de la gente por ser la anfitriona, pero no mostraba las condiciones para llegar a la final.

De esta manera llegó la noche de coronación. En plena transmisión de televisión, que llevaba dos horas, en el evento que se llevaba a cabo en el auditorio Guelaguetza de Oaxaca empezaron a conocerse las primeras finalistas.

Allí, el jurado y las asistentes se percataron la inclusión de una concursante más dentro del cuadro de 10 semifinalistas, después de la presentación en traje de baño, siendo la representante número 11, la candidata de República Checa.

Posteriormente, vino el desfile en traje de gala en donde aparecieron en pasarela siete candidatas más. De allí en adelante, se formó el caos y se empezó a evidenciar y a denunciar que lo que realmente sucedía es que al parecer había un patrocinador que habría pagado por coronar a la candidata de México.

Frente a la evidente situación y en plena transmisión la colombiana, entró en cólera y denunció lo que estaba pasando. “No es justo, es un fraude” para ese momento los productores del evento desconcertados le cortaron el sonido y la sacaron de la imagen principal.

Con lo que no contaban es que en el auditorio los asistentes se percataron de la situación, prendieron sus celulares y grabaron la denuncia completa de la reina colombiana en plena tarima.

De inmediato sus compañeras se unieron al inconformismo de la candidata, la respaldaron, aplaudieron y abrazaron.

Al final, el jurado tomó la determinación de elegir como reina a la representante de la República Checa. Sin embargo, ante la bochornosa situación se conoció una nueva irregularidad, el equipo de una notaría que obraba como encargado de dar fe pública de la legalidad y transparencia del concurso, y quien según versiones de patrocinadores y candidatas, alegó fraude.

Una vez logrado el objetivo de evidenciar el concurso amañado, Jesenia Orozco aseguró, “que gran desastre que viví en México. No es culpa de la gente todos fueron muy lindos conmigo, pero odio las injusticias, la corrupción, la falta de respeto, la falta de ética”.

Orozco también señaló, “estuve un mes sin mi hija con el propósito de demostrarle cosas grandes, pero desafortunadamente no me salió como lo había planeado”. De igual forma agregó que el patrocinador trató de forzar a la organización de coronar a la representante de México, “la niña que ganó (Czech Republic) se rumoró que tuvo intimidad con una persona que estaba trabajando. Una de las coordinadoras se fue cuando la competencia no había ni empezado porque se disgustó con la organización. En fin, que gastadera de tiempo, de plata y de energía, que horror”.


Publicar un comentario

0 Comentarios