---noticias movimiento --

Nicole Faverón: Garbo Amazonico

Nicole Faverón, Miss Perú Universe 2012


Nuestra Miss Perú Universo 2012 es una de las modelos más cotizadas del país que sueña con dar lo mejor de sí a su tierra adoptiva, Iquitos.

 “Mi defecto es ser soñolienta”, confiesa Nicole Faverón, elevada desde su metro ochenta y trés de estatura, sin maquillaje y con el pelo secándose al sol. Lleva un pesado maletín donde carga todo lo que lucirá esa misma noche en una fiesta de las playas de Asia. Y mientras ingresa al restaurante donde ocurrirá esta entrevista no hay varón que evite mirarla de reojo. Es ella, nuestra nueva Miss Perú Universo.


Desde que fue coronada el pasado 9 de febrero su ritmo de trabajo le produciría vértigo a cualquiera. Pero Nicole se lo toma con muy buen humor, aunque dice que el sueño a menudo le pasa la factura y a veces no tiene ganas de levantarse de su cama. Ya está acostumbrada a que la miren, como tiene acostumbrados a quienes la conocen al dejo charapa que le quedó del tiempo en que vivió en Iquitos. Al fin y al cabo, estos encuentros con el público son parte del protocolo que nuestra reina cumplirá hasta diciembre, cuando viajará a las Bahamas o a Sudáfrica para representar al Perú.

–¿Qué sentiste cuando llamaron tu nombre para coronarte?
Miss Perú 2012 en revista Caretas
–Me sentí reivindicada. En el certamen del año pasado gané en la categoría Miss Tourism Queen, aunque muchos opinaron que era yo quien merecía la corona. No lloré, pero me sentí muy emocionada y lo primero que se me vino a la mente fue toda la gente que me había apoyado a lo largo del camino. Luego sentí algo de nervios, porque es una gran responsabilidad representar a mi país y muchas personas estarán observando mi comportamiento. ¡Es una gran presión!

–Hubo una polémica que no llegó a mayores, pero Natalie Vértiz dijo que tu victoria ya estaba cantada… 
–Es cierto, Natalie dijo que yo había sido elegida a dedo. Pero su acusación no tenía ningún fundamento porque el certamen debe cumplir con requisitos internacionales y el jurado cumplió con todas las reglas. Creo que todo se debe a que Natalie es muy joven, tiene apenas 18 ó 19 años. Finalmente, terminó peleándose consigo misma.

–¿Cuáles fueron los criterios por los que el jurado te nombró Miss Perú Universo? 
–Creo que vieron en mí a una persona responsable, capaz de representar al país en el extranjero. Soy una embajadora del Perú y por donde vaya me referiré a mi tierra con respeto y admiración.

–Cuéntanos tu itinerario antes del evento de diciembre. 
–Ahora debo viajar mucho a provincias, algo que me encanta hacer. Hace unas semanas fui invitada a las fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria, en Puno. ¡Me dio tanto soroche que hasta vomité! Pero, ya repuesta, bailé a todo dar y me dejé vestir con los trajes típicos. El público se enteró de que me había puesto mal y valoró mucho el esfuerzo que hacía por estar ahí, pasándola bien con ellos. Las muestras de cariño que recibí fueron muy emotivas.

DE LA SELVA SU REINA
Es natural de Lima, pero a temprana edad se mudó a Iquitos. Tras divorciarse, su madre postuló a un trabajo en el Poder Judicial de Loreto, donde se hallaba toda su familia. Parecía un puesto pasajero, pero en poco tiempo fue ascendida a jueza y la pequeña Nicole debió pasar su infancia jugando entre flora y fauna con su hermana menor, dándose chapuzones en el río y movilizándose en un tradicional peque-peque. Estudió en un colegio de mujeres, regentado por monjas estrictas que hoy rezarían cien avemarías de rodillas si vieran a la pupila desfilando lencería.
Y sin embargo, ella nunca se propuso ser modelo.

Cuando terminó el colegio ya sabía que su vocación era la psicología, pero no encontró en la selva una casa de estudios que satisficiera sus expectativas laborales. Así que regresó a la capital, se preparó para el examen de ingreso y fue admitida en la UPC. Bajo la tutela de una tía suya, tenía la estancia asegurada en Lima. El siguiente paso era encontrar la manera de pagarse los estudios y su belleza fue la mejor carta de presentación. Hoy, a sus 23 años, Nicole es una de las modelos más solicitadas a nivel nacional, al extremo que uno puede hallar un afiche con su imagen hasta en las aldeas más recónditas del país. Cosas de la civilización.

–¿Cómo definirías los encantos de la mujer amazónica? 
–Creo que toda mujer de provincias tiene una naturalidad y sencillez que la hace especial. Yo creo que poseo esas cualidades: soy alegre y muy transparente, tanto en lo laboral como en lo personal.

–¿Estás de novia? 
–Sí, se llama Rodolfo y estudia Comunicaciones en la UPC. Nos conocimos en la selva, cuando éramos muy chicos. Mi colegio había cerrado por mantenimiento y mi mamá me inscribió en un taller de vacaciones útiles en su escuela. Fue entonces que nos hicimos muy amigos, pero tuvieron que pasar varios años para que nos reencontráramos en Lima y empezáramos a salir. Una vez más nos unimos por estudiar en el mismo lugar.

–Debe ser muy celoso. 
–¡Para nada! Es comprensivo con mi trabajo y se siente orgulloso de mis logros. Me da mucha tranquilidad estar con una persona como él.

–¿Qué dicen tus padres de tu trabajo? 
–Tanto mis padres, mis tíos y mi hermana son un gran apoyo y saben darme los mejores consejos. Por ejemplo, mi mamá sabía que yo estaba preocupada, ya que postular al concurso de Miss Universo implicaba suspender mis estudios universitarios por falta de tiempo. Ella fue muy clara al respecto: si el certamen era importante para mi carrera en el modelaje, entonces debía luchar por ello hasta el final. “Ya habrá tiempo para seguir con las clases en otro ciclo”, me dijo. Eso sí, el próximo año me matriculo de todas maneras. Ya quiero acabar mi carrera, siento que la he prolongado demasiado a lo largo de estos años.

Nicole Faverón
–¿Te consideras chancona? 
–Estudio bastante, porque la psicología es mi verdadera pasión. Quiero especializarme en la psicología social, para poder trabajar en proyectos que ayuden a la gente de menos recursos. Mi objetivo es desarrollar un proyecto que ayude a erradicar la prostitución infantil en Iquitos. También me veo ayudando a niños pobres en provincias, a personas con trastornos mentales en hospitales psiquiátricos, o con internos de algún penal.

–Cuídate de Antauro…
–(Risas.) No te preocupes, no me da miedo. Desde muy chica, siempre he tenido la necesidad de ayudar a las personas y es lo que mejor hago.

–¿No es incompatible la psicología con el mundo del modelaje? 
–Muchos piensan que es así, pero ambas profesiones me hacen muy feliz. Creo que aplico algo de psicología cuando modelo, porque para mí es una catarsis desfilar ante miles de personas. Puedo transformarme sobre la pasarela e interpretar a un personaje: la música que pone el disc jockey, el maquillaje y la ropa que exhibo, las cámaras que disparan sus flashes y el público que me presta atención, son todos los elementos que me permiten sacar otro yo, y eso es liberador.

–Estás llevando un taller de actuación producido por ATV. 
–Sí, tuve la suerte de pasar un casting realizado por el canal. Muchos jóvenes talentos postularon y tuve la suerte de estar dentro del grupo seleccionado, con la finalidad de que en un futuro próximo pueda participar en alguna novela o en la conducción de un programa. También llevo cursos de locución y oratoria, como parte de la preparación para Miss Universo.

–¿Qué otros cursos estás siguiendo antes del certamen? 
–Un curso de automaquillaje y peinado, porque cuando una participa en Miss Universo no hay nadie encargado de producirte. Participan noventa países, ¡habría demasiada gente en los camerinos si nos atienden a todas! Por eso, es la participante quien tiene que defenderse a sí misma antes de salir a concursar.

Miss Perú Universe 2012
–Debes cuidar mucho tu imagen por estos meses. ¿Qué línea trazas cuando debes posar para las fotos? 
–Nunca he hecho fotos muy fuertes porque tener la corona es una responsabilidad. Cuando me piden posar en bikini o ropa interior, los medios ya saben de antemano que no pueden excederse. Pero no puedo decirte que nunca haré fotos subidas de tono: puede que en algún momento cambie de parecer y se presenten las condiciones adecuadas para llevarlo a cabo.

–¿Te sientes nerviosa o preparada? 
–Si Miss Universo fuera mañana, creo que estaría lista. Pero estoy aprovechando todo el tiempo que falta para dar lo mejor de mí.(Entrevista: GABRIEL MESETH / Fotos: VÍCTOR CH. VARGAS)
Share on Google Plus

About Jose JOC

Perubeauties.org no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

-------- noticias en movimiento -------