Saphi Wells: Peruana de Ebano







En enero de este año, su imagen amplificada apareció en las avenidas de la ciudad. Sus labios gruesos y delineados, sus ojos saltones y negros estaban impresos en cientos de paneles que publicitaban las joyas de Ester Ventura. A leguas la presencia de esta morena de belleza exótica llamaba la atención. ¿Pero quién era? Su rostro no era conocido. ¿Sería una modelo peruana?

Peruana sí, modelo no. Se llama Saphie Wells García Miró, tiene veintidós años y la diseñadora de joyas Ester Ventura la conoce desde su primera hora de nacida. “Soy una vieja amiga de sus padres. Además, soy madrina de dos de sus hermanos”, comenta. Los padres de Saphie son Makelah Wells, un masoterapista y amante de la flauta traversa que falleció hace seis años, y Pepita García Miró, la cantante y compositora, que toca además kalimpa y percusión y está casada desde hace cerca de quince años con el músico Manongo Mujica. De hecho su relación con él empezó cuando Saphie tenía seis años.

Aunque Saphie no se dedica al modelaje de manera profesional, ha hecho algunas incursiones en ese campo, sobre todo durante una época de incertidumbre en la que dejó la carrera de chef que seguía en Lima para descubrir su verdadera vocación de música. Así que hizo algunos comerciales, como los de Inca Kola, Frito Lays o Telefónica, y unas fotos publicitarias para Saga Falabella, Abercrombie y Cyzone hasta que hace un año se animó a estudiar música en Barcelona.

Manongo y Pepita fueron quienes se lo propusieron y a ella le pareció enseguida una buena idea. Después de todo, la música la había seguido como su sombra a partir de los quince años, desde cuando cantaba en un grupo con sus amigos del Colegio Leonardo Da Vinci. Ahora tiene claro que uno de los ritmos que más le gusta es el reggae. Es más, canta y hace coros en una banda española de ese género.

¿Y qué grupos de reggae admiras? – Me encanta Jack Johnson. En Barcelona fui a uno de sus conciertos y lloré toda la noche. Me gusta bastante su música relajada, fácil de escuchar. También me gusta Bob Marley. En la banda en la que estoy canto una de sus canciones ‘Who the cat fits’ y no sabes qué sentimiento.

Tomando en cuenta sus antecedentes familiares, y el hecho de que su hermano, Antonio Wells, también toca piano e instrumentos de percusión, lo de la música es definitivamente parte de su herencia genética. “De hecho hay un poco de presión cuando me doy cuenta que toda mi familia hace música. Por más que nadie me presione, yo misma soy la que se exige”, dice Saphie alzando un poco la voz, pues los sonidos de la batería de Manongo Mujica traspasan todas las paredes y los ambientes de su casa en Chorrillos. “Lo cierto es que soy adicta a la música”, agrega.

En pocos días se acaban sus vacaciones en Lima y Saphie partirá de nuevo hacia Barcelona, donde continuará por los próximos tres años con sus clases de canto, piano, armonía, lenguaje musical e historia del jazz. Apenas pise de vuelta tierra catalana, tiene pensado crear su propia banda, quizá junto a su novio, un peruano radicado en España experto en tocar el bajo y la guitarra. Ese sería su sueño. Y de aquí a unos años, seguro regresará a ofrecer esa música sincera y vital que la ha nutrido desde niña.

Share on Google Plus

About Joseriver

Perubeauties.org no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

-------- noticias en movimiento -------